Los “Yo Soy” de San Juan

Imagen
¿Se ha preguntado usted alguna vez qué revela cada evangelio sobre la persona de Jesucristo? ¿Cómo nos lo presenta Mateo, Marcos, Lucas y Juan? - Mateo presenta a Jesús como Rey (el hijo de David), Marcos como Siervo, Lucas como Hombre (el Hijo del Hombre) y San Juan nos lo presenta como Dios. Esta mañana estudiaremos brevemente los 7 “Yo Soy” que aparecen en San Juan y que dejan en claro la naturaleza divina de nuestro Señor Jesús. (Si usted presta atención a esto, tendrá un argumento bíblico sólido para responder a cualquier secta que niegue la deidad de Cristo)“YO SOY”en el Antiguo Testamento:El capítulo 3 de Éxodonos narra cómo fue el llamamiento de Moisés, Dios se le aparecióen medio de una zarza ardiente que no se consumía (Ex. 3:2) y le asigna una misión: ir y liberar a Israel de la esclavitud de Egipto (Ex. 3:8). Si usted ha leído la historia, recordará que en esa pláticaMoisés, aparte de exponer las razones por las cuales él no se consideraba el indicado para la misión le hac…

Prácticas y creencias populares que la biblia nos manda a rechazar

Esta semana que comenzamos se celebra una de las fiestas más famosas en los Estados Unidos y en parte de América Latina ¿sabe usted de que fiesta le estoy hablando? –No es del cumpleaños de nadie- es la fiesta del Halloween (el 31 de Octubre) o la víspera del día de todos los santos (que se celebra el primero de noviembre o el 2 de noviembre en algunos países como el nuestro), éstas fechas tienen en común en que se celebran en honor a las almas de los muertos que viven en pena. Si comparamos el Halloween y el día de los difuntos,  en el Halloween la gente se disfraza de seres de ultratumba  y salen a exigir una ofrenda (en este caso dulces) y si usted no les da  será víctima de una  broma pesada, el famoso  “trato o truco”, usted debe dar dulces para no ser molestado por quienes le visitan. En cambio, en  el día de los difuntos la tradición es llevar  flores (o comida, como se hace en México) como ofrenda para los muertos para  que estos estén contentos y no decidan  llevarse a  nadie con ellos.

Basado en lo que les he planteado, ¿Debería un creyente bíblico participar de estas fiestas? –Quizás con el Halloween, todos ustedes estén de acuerdo en que no es correcto participar (aunque  podrían haber mamás que ya les compraron el disfraz a sus hijos, -espero que no-), pero me temo que en cuanto a la celebración del día de los difuntos, muchos creyentes siguen participando de ésta fiesta, pensando que es algo sin importancia cuando en realidad no lo es. Éstas celebraciones tienen un trasfondo de ocultismo, en las cuales indudablemente se encuentra involucrado el príncipe de este siglo, Satanás.

Esta mañana vamos a ver a la luz de la biblia algunas creencias populares y prácticas que los creyentes bíblicos debemos rechazar. Comencemos  

La Biblia nos advierte que el creyente enfrenta una guerra que se desarrolla en el mundo espiritual

Efesios 6:12   12Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

En este pasaje el apóstol Pablo nos recuerda la realidad de la lucha espiritual a la que nos enfrentamos  todos los  creyentes,  ésta guerra no es contra personas de carne hueso (aunque muchas veces las personas son los instrumentos utilizados en ella) sino contra fuerzas espirituales demoniacas,  contra ángeles caídos, seres invisibles  que se oponen al reino de Dios.  Estos seres espirituales operan a veces en forma clara por medio de  prácticas ocultistas como la brujería, o de manera secreta  dentro de la política, la educación, religión o dentro de las  tradiciones, creencias y festividades  de los pueblos  (como las dos fiestas que le mencioné al principio).  Al hablar del tema de la guerra espiritual existen dos extremos: el primero es enfatizarla demasiado y comenzar a ver demonios hasta en una simple gripe (los creyentes “machacadores del diablo”)  y el segundo es pasarla por alto y no tomar las medidas y precauciones que la Biblia nos manda a seguir. –Ninguno de los dos extremos es correcto, hay que estar conscientes de esa lucha (sin exagerarla) y preparados para enfrentarla (con toda  la armadura de Dios, como dirá Pablo más adelante).

Observe que Efesios 6:12 menciona una especie de jerarquía o rangos de autoridad, habla de Principados, Potestades, Gobernadores de las tinieblas y huestes espirituales, todos estos  liderados por su comandante: Satanás.  No sé si usted alguna vez se ha preguntado ¿cómo Satanás puede atacar en diferentes lugares al mismo tiempo? ¿Es acaso omnipresente? -¡por supuesto que no! (ni tampoco omnipotente ni omnisciente),  para abarcar más territorio ha organizado muy bien su ejército, Satanás envía a sus secuaces de acuerdo a la complejidad de la misión (a un creyente grande en la fe posiblemente vaya personalmente o  le envíe algún principado, para los demás con alguno de sus reclutas bastará). En esta ocasión no  entraremos en el tema de la armadura espiritual, que son todos los recursos que Dios nos ha dado para enfrentar esa guerra,  sino que quiero que usted tome conciencia que  existe un mundo espiritual de maldad que se mueve en este planeta y que Satanás se puede ocultar en muchas prácticas y creencias aparentemente inocentes  para engañar a las personas.

¿Qué trata de hacer Satanás con el creyente?  1 Pedro 5:8    8Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; 9al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo

Este pasaje nos dice varias cosas:

-El creyente debe estar alerta  “sed sobrios, y velad”, debemos estar atentos a los ataques de Satanás

-El diablo es nuestro enemigo “vuestro adversario” –Al creer usted en Jesús, se ganó 3 enemigos: el mundo, la carne y Satanás

-Satanás busca cualquier oportunidad para atacarle “como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” –La biblia Lenguaje Sencillo traduce esta frase como “buscando a quien destruir”

¿Qué debe hacer el creyente ante los ataques de Satanás? La respuesta está en el verso 9, es “resistirle”, la Biblia no manda al creyente a darle “trompadas” al Diablo, nos manda a estar firmes y resistirle (Santiago 4:7 7Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros).

Conociendo que existe una guerra espiritual y que tenemos un enemigo interesado en destruirnos, veamos algunas de las prácticas y creencias populares que él utiliza para engañar a las personas y que como creyentes debemos rechazar:

a) Ofrendas a los muertos.  Eclesiastés 9:5-6 5Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. 6También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.

Le mencioné al principio que en México les ofrecen comida a los muertos para el día de los difuntos  ¿haría usted eso? –Por supuesto que no, los muertos no comen, pero si les ofrece flores. Las flores deben darse cuando las personas están vivas y pueden olerlas y admirarlas, más los muertos, si creyeron en Cristo están en la presencia de Dios (2 Cor. 5:8), si no creyeron en Jesús están en el hades (Lucas 16:22-23), esperando ser lanzados al lago de fuego después del juicio del gran trono blanco. Alguien que ha muerto no se da cuenta de lo que sucede en la tierra (Job 7:9-10).

b) La adivinación, el tarot,  la magia de cualquier color, los encantamientos,   el espiritismo.    

Deuteronomio 18:9-12   9Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones. 10No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, 11ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. 12Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.

Agorero: es alguien que  predice o ve el futuro.

Sortílego: practica la adivinación por medio de suertes.

Otras prácticas modernas: La guija, los juegos de “panchito” y “Martita” que se realizan en las escuelas y colegios.

La Biblia condena todas estas prácticas y nos advierte de no participar en ninguna de ellas. Satanás utiliza estas cosas para mantener engañada a la gente, ¿Puede una persona adivinar lo que le sucede a otra? – La mayoría de adivinos son estafadores, pero si es posible que algún demonio les ayude a saber cosas de la vida privada de alguien más (no porque los demonios sean omniscientes, sino porque pueden desplazarse hasta lugares donde el ser humano no puede)  y así hacen que la persona se convierta en fiel devoto.   ¿Puede alguien consultar  a los muertos? –la biblia afirma que los muertos no pueden comunicarse con los seres vivos, recuerde lo que dijo Jesús en la historia de Lázaro y el Rico, cuando el rico le pidió a Abraham que enviara a alguno de los que estaban en el hades a predicarle a sus hermanos, la respuesta fue que nadie puede salir de ese lugar y que además para eso estaba la ley  y profetas. Algunos supuestos creyentes practican el consultar con los muertos, Benny Hinn confesó que él es uno de las dos personas que tiene llave de la tumba de Kathryn Kullman  (una famosa evangelista y sanadora pentecostal) y va a visitar la tumba porque “la unción descansa en ese lugar” y que allí recibe nuevas revelaciones.

-La biblia prohíbe el consultar los muertos

c) Consultar a las estrellas. ¿Cuántos de ustedes consultan el horóscopo? ¿Conoce usted personas que creen en esto? -Un creyente no debería ni escuchar ni leer nada que tenga que ver con predecir el futuro por medio de las estrellas (La astrología)-algunos quizás hasta suscritos a mensajitos diarios del horóscopo están – Ésta es una práctica antigua que también en condenada por la Biblia.

2 Reyes 23:5 (Las reformas del rey Josías) 5Y quitó a los sacerdotes idólatras que habían puesto los reyes de Judá para que quemasen incienso en los lugares altos en las ciudades de Judá, y en los alrededores de Jerusalén; y asimismo a los que quemaban incienso a Baal, al sol y a la luna, y a los signos del zodíaco, y a todo el ejército de los cielos.

d) Los amuletos:  es común escuchar que la gente no creyente utilice patas de conejo, herraduras, tréboles de cuatro hojas, ropa interior de un color en particular, medallas, “la magnífica”, etc…  para protegerse de algún mal y tener buena suerte, pero es lamentable como muchos evangélicos convierten algunos objetos sagrados en amuletos, por ejemplo la Biblia: algunos dejan la Biblia abierta en el salmo 91 para proteger su casa de los ladrones, otros la dejan al frente de carro para que no se los roben…. El poner la Biblia en algún lugar en particular  no le sirve de nada (hasta se las llevan los ladrones), mejor ponga la Biblia en su corazón y en sus actos, eso sí le protegerá de cometer muchos errores y le ayudará a tomar decisiones sabias.

e) Supersticiones. Algunos creyentes siguen teniendo miedo de gatos negros, viernes 13,  espejos rotos, derramar sal al suelo, barrerse los pies, ver una mariposa negra en la pared de la casa…etc

-Usted debe confiar en Dios y en el cuidado que él tiene de usted y no tener temor de cualquiera de esas cosas que se le crucen en el camino. Si alguien fuese a morir no será por una mariposa negra, sino porque es la voluntad de Dios

f) Disciplinas que impliquen dejar la mente en blanco o meditación trascendental.

¿Puede un creyente practicar el Yoga? –solo escuche su definición: El yoga se refiere a una tradicional disciplina física, mental y espiritual que se originó en la India. La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo.

Aunque ésta disciplina está relacionada con el ejercicio físico, cada movimiento tiene un significado espiritual, lo lleva a un estado de relación  que puede  abrir  la puerta a espíritus impuros.

¿Puede un creyente involucrase plenamente en las artes marciales? –El problema no radica en el ejercicio o la actividad física de éstas disciplinas, sino en la filosofía detrás de las artes marciales, que se enfocan en la concentración, meditación, el domino de la mente sobre el cuerpo, el uso de  las fuerzas internas o del “chi”- estas cosas si están en oposición a lo que enseña la Biblia- en lo único que un creyente debe meditar y hacerla parte de su interior es en la Biblia, en la persona de Jesucristo.

Como les mencioné antes, el problema de dejar la mente en blanco y “conectarse con el universo” es que da apertura para la influencia Satánica (en el caso de los creyentes) o para la posesión demoniaca (en el caso de los inconversos).

En mi opinión, un creyente pudiera practicar las artes marciales como deporte físico, pero no así sus doctrinas o filosofías de vida. 

Termino con esto:

-El creyente debe estar consciente de la realidad de Satanás y sus ángeles

-El creyente debe ponerse toda la armadura de Dios y estar firme para resistir al diablo.

-No debemos participar  ni promover alguna tradición, creencia popular o practica que éste en contra de lo que la biblia nos ordena

Si usted desea saber sobre su pasado, presente y futuro vaya a la Biblia (es el único libro que le dirá la verdad).  Si tiene miedo de lo que espera mañana, asegure hoy  su futuro eterno, simplemente ponga su fe en Jesús, en su sacrificio perfecto en la cruz para el perdón de pecados y podrá vivir tranquilo.

 



Comentarios

Entradas más populares de este blog

5 Consejos de Dios para sus Hijos Proverbios 3:1-8

¿Cómo honrar a Dios con nuestros bienes?

Las Cosas Secretas que Dios recompensa en público