Los “Yo Soy” de San Juan

Imagen
¿Se ha preguntado usted alguna vez qué revela cada evangelio sobre la persona de Jesucristo? ¿Cómo nos lo presenta Mateo, Marcos, Lucas y Juan? - Mateo presenta a Jesús como Rey (el hijo de David), Marcos como Siervo, Lucas como Hombre (el Hijo del Hombre) y San Juan nos lo presenta como Dios. Esta mañana estudiaremos brevemente los 7 “Yo Soy” que aparecen en San Juan y que dejan en claro la naturaleza divina de nuestro Señor Jesús. (Si usted presta atención a esto, tendrá un argumento bíblico sólido para responder a cualquier secta que niegue la deidad de Cristo)“YO SOY”en el Antiguo Testamento:El capítulo 3 de Éxodonos narra cómo fue el llamamiento de Moisés, Dios se le aparecióen medio de una zarza ardiente que no se consumía (Ex. 3:2) y le asigna una misión: ir y liberar a Israel de la esclavitud de Egipto (Ex. 3:8). Si usted ha leído la historia, recordará que en esa pláticaMoisés, aparte de exponer las razones por las cuales él no se consideraba el indicado para la misión le hac…

Movimiento Carismático-Neopentecostal: Lenguas, profetas y apóstoles - Parte III

Hace algunas semanas comenzamos a desarrollar el tema “lenguas, profetas y apóstoles” (algunos de ustedes estuvieron presentes) y solo logramos cubrir la primera parte, lo relacionado a las lenguas, así que en  ésta mañana continuaremos con otro de los dones más popularizados por el movimiento carismático neo-pentecostal, el don de profecía.

Quiero comenzar con éstas preguntas: ¿Sigue Dios dando profecías y nuevas revelaciones hoy en día? ,  ¿Qué pasaría si de repente llega alguien a su casa y le dice: “hermano(a) vengo a visitarle porque  el Señor me ha dado una palabra profética  para usted y  está  relacionada a algo que le va a ocurrir en este 2013”?  ¿Lo invitaría a entrar en su casa para recibir ese mensaje divino?  ¿Creería usted fielmente en esas palabras como si verdaderamente vinieran de Dios?  -quizás algunos  inmediatamente rechazarían al tal profeta y no le prestarían atención, pero otros probablemente  le invitarían a pasar adelante, cerrarían la puerta, buscarían lápiz y papel,    y tomarían notas de las  predicciones para el año 2013 (¡y no es que crean en , pero por si las dudas! –como dice un hermano)    ¿qué haría usted?

Hoy en día la gente no está interesada en crecer en el conocimiento de la palabra de Dios,  no la leen y mucho menos  la estudian (espero que usted no sea de ese tipo de creyentes light),  la gente considera más fácil y rápido preguntarle a un supuesto profeta (que bien podría estarles engañando) que tomarse el tiempo de ir a la Biblia y recibir la respuesta y dirección de Dios para una situación particular de la vida.   Nos contaban en el instituto bíblico que  en Estados Unidos existen estaciones de radio con programas  donde usted habla por teléfono al profeta invitado y puede recibir una revelación personal de Dios que responda a la necesidad particular que usted está viviendo,  y si está agradecido no olvide enviar su ofrenda,   es el mismo proceso como si usted consultara el horóscopo en el mundo esotérico.   ¿Podemos creerles a estos profetas modernos?

Veamos algunas observaciones bíblicas acerca de los profetas y las profecías:

A.     Un verdadero profeta es aquel que  recibe revelación directa de Dios.

Números 12:5-6  5Entonces Jehová descendió en la columna de la nube, y se puso a la puerta del tabernáculo, y llamó a Aarón y a María; y salieron ambos. 6Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él.

 

-El pasaje dice que a un profeta era  Dios quien le daba la revelación directamente,  a veces por medio de  visiones, sueños, de manera audible o simplemente colocando su palabra en sus mentes. Debemos recordar lo importante que son los profetas ya que Dios los utilizó para darnos su revelación escrita, la Biblia, por ejemplo ¿Cómo pudo Moisés saber cómo fue creada la tierra y el ser humano? –Fue Dios quien directamente se lo reveló, los profetas eran las personas que Dios utilizaba para revelar y comunicar  su palabra.

 

Veamos el caso de un profeta en particular:

Jeremías 1:4-10   4Vino, pues, palabra de Jehová a mí, diciendo: 5Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. 6Y yo dije: ¡Ah! ¡ah, Señor Jehová! He aquí, no sé hablar, porque soy niño. 7Y me dijo Jehová: No digas: Soy un niño; porque a todo lo que te envíe irás tú, y dirás todo lo que te mande. 8No temas delante de ellos, porque contigo estoy para librarte, dice Jehová. 9Y extendió Jehová su mano y tocó mi boca, y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca. 10Mira que te he puesto en este día sobre naciones y sobre reinos, para arrancar y para destruir, para arruinar y para derribar, para edificar y para plantar.

 

Observemos algunas cosas en cuanto a la designación de Jeremías como profeta:

1) La profecía es una revelación directa de Dios, proviene de él, no de la voluntad del profeta  v4 “vino pues palabra de Jehová a mí…”

 

2) Es Dios quien elige a Jeremías como profeta, v5 …”te di por profeta a las naciones” –Lo que está sucediendo hoy es que muchos creyentes se autoproclaman profetas sin que Dios los haya designado como tal,  hasta existen libros que describen los pasos a seguir para “desatar el ministerio profético en tu vida”.  Los profetas modernos  sacan de contexto algunos pasajes de la biblia  para sustentar su llamado, por ejemplo lo que dice el verso 5, pero según  el contexto del pasaje ¿de quién se está hablando? –De Jeremías, se está describiendo como fue  su llamado particular al ministerio como profeta no algo que literalmente se aplique a cada creyente.

 

3) El profeta se limitaba a hablar exactamente lo que Dios había dicho, ni más ni menos.

V9…”He aquí he puesto mis palabras en tu boca”

 

¿Sucede así con los profetas modernos? –No, pareciera que son ellos quienes deciden cuando hablar y  qué hablar. También  el N.T. se afirma que el verdadero profeta recibía la revelación directamente de Dios y eso era lo que exactamente transmitía a sus oyentes.   2 Pedro 1:21   21porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.   (Ver Efesios 3:1-5)

 

B.     Un ministerio profético incluye predicción y comunicación.  Algunas veces los profetas predecían cosas que aún no habían ocurrido, pero otras veces simplemente revelaban algo que estaba ocurriendo en su tiempo y que Dios quería que su pueblo entendiera.  Veamos algunos ejemplos:

 

-El profeta Natán le revela a David su pecado (incluye comunicación y predicción). 2 Samuel 12:1-15

 

Hechos 11:27-28 27En aquellos días unos profetas descendieron de Jerusalén a Antioquía. 28Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio.

 

Este es un ejemplo de predicción,  pero también resalta una de las señales para identificar a un profeta verdadero, ¿Cuál es? – que sus profecías se cumplen, de lo contrario debe catalogarse como un falso profeta,  lo veremos a continuación.

 

 

C.     En un verdadero profeta, lo que se dice se cumple.

Deuteronomio 18:20-22 (Dios habla Hoy)    20Pero el profeta que presuma de hablar en mi nombre y diga algo que yo no le haya mandado decir, o hable en nombre de otros dioses, será condenado a muerte.’    21Y si ustedes piensan: ‘¿Cómo podremos saber que lo que se ha dicho no es la palabra del Señor?’, deben tener esto en cuenta: 22Si lo que el profeta ha dicho en nombre del Señor no se cumple, es señal de que el Señor no lo dijo, sino que el profeta habló movido solo por su orgullo; por lo tanto, no le tengan miedo.

 

2 Observaciones sobre el pasaje:   primero, Dios afirma la existencia de falsos profetas, personas que presumen hablar de parte de Dios, pero en realidad hablan  de sus propios deseos (algunos han llegado a ganar mucho dinero y  hasta casarse valiéndose de una profecía), también un falso profeta puede  hablar en nombre de otros dioses (Satanás introduce falsas enseñanzas por medio de falsos profetas).

 

Segundo, la evidencia de un verdadero profeta es que lo que dice se cumple ¿por qué?- porque es palabra de Dios.   ¿Se han levantado falsos profetas a lo largo de la historia humana? –Claro que sí, de hecho, para que usted vea lo peligroso que es confiar en profecías ajenas a  la escritura  ¿sabía usted que Charles Russell quien desarrolló  gran parte de la enseñanza de los Testigos de Jehová profetizó que el fin del  mundo sería en 1914, luego 1915, y más tarde Rutherford (también dirigente de los Testigos de Jehová) dijo que sería en 1925? –¿Se cumplieron esas profecías? –No,  entonces  ¿qué clase de profetas fueron? –Falsos profetas que produjeron falsas enseñanzas ¿se da cuenta de lo peligroso que es creer en revelaciones extra-bíblicas?

¿Podemos confiar en los profetas modernos?

–Quizás algunos de ustedes piensen que sí,  pero usted debe saber que  las profecías tuvieron su propósito antes de completarse el canon bíblico,  con la revelación escrita de Dios en nuestras manos no tenemos que andar buscando o creyendo nuevas revelaciones por parte de estos  supuestos profetas.

2 Pedro 1:19-21    19Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; 20entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 21porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

¿Sigue  vigente el don de profecía?

En un sentido general, todo aquel que predica la palabra de Dios, que enseña fielmente lo que dice la Biblia  y no sus propias ideas, está transmitiendo  un mensaje de parte de Dios para sus oyentes. El Espíritu Santo utilizará la biblia en boca del predicador  para hablar a la necesidad particular de cada creyente.    Es por eso que en ocasiones pareciera que el predicador conoce nuestra situación particular y nos sentimos aludidos con su mensaje, pero no es él, sino el Espíritu Santo utilizando la biblia por medio de ese predicador para animarnos, exhortarnos y corregirnos.

Ahora en el sentido estricto o particular de la palabra, los profetas cumplieron su propósito al completarse la palabra escrita.

1 Corintios 13: 8-10   8El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará. 9Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos; 10mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará  

V8.  Menciona tres dones que terminarían su función particular, son las profecías, lenguas y ciencia.

V9. Pablo explica que mientras no se había completado el Nuevo Testamento  ellos conocían en parte (haciendo referencia a lo revelado en el Antiguo Testamento) y que en parte profetizaban (es decir que hablaban y enseñaban  lo que Dios les revelaba, por ejemplo el tema del  arrebatamiento, el tribunal de Cristo, la obra del Espíritu Santo en el creyente, etc)

V10 “más cuando venga lo perfecto”  ¿qué es lo perfecto que Pablo menciona? –no puede ser el Señor Jesús, ya que el pronombre que utiliza es el pronombre neutro “lo” empleado para referirse a una cosa y no a una persona.  La palabra “perfecto” también se puede traducir como “completo”, entonces ¿Qué es lo completo que pondría fin  a las profecías? –Es la biblia, la palabra profética más segura a la cual hacemos bien en estar atentos como una antorcha que alumbra…

¿Desea usted conocer sobre su  futuro? –Estudie su biblia

¿Desea saber cuál es la voluntad de Dios para la situación particular que usted está viviendo? -Estudie la Biblia

La Biblia es el único libro que puede darle las respuestas que usted tanto anda buscando, comprométase este año a leerla y a meditarla y  verá como el 2013 será un año de gran bendición para su vida

 - Oremos.


Comentarios

Entradas más populares de este blog

5 Consejos de Dios para sus Hijos Proverbios 3:1-8

¿Cómo honrar a Dios con nuestros bienes?

Las Cosas Secretas que Dios recompensa en público