Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2010

Los “Yo Soy” de San Juan

Imagen
¿Se ha preguntado usted alguna vez qué revela cada evangelio sobre la persona de Jesucristo? ¿Cómo nos lo presenta Mateo, Marcos, Lucas y Juan? - Mateo presenta a Jesús como Rey (el hijo de David), Marcos como Siervo, Lucas como Hombre (el Hijo del Hombre) y San Juan nos lo presenta como Dios. Esta mañana estudiaremos brevemente los 7 “Yo Soy” que aparecen en San Juan y que dejan en claro la naturaleza divina de nuestro Señor Jesús. (Si usted presta atención a esto, tendrá un argumento bíblico sólido para responder a cualquier secta que niegue la deidad de Cristo)“YO SOY”en el Antiguo Testamento:El capítulo 3 de Éxodonos narra cómo fue el llamamiento de Moisés, Dios se le aparecióen medio de una zarza ardiente que no se consumía (Ex. 3:2) y le asigna una misión: ir y liberar a Israel de la esclavitud de Egipto (Ex. 3:8). Si usted ha leído la historia, recordará que en esa pláticaMoisés, aparte de exponer las razones por las cuales él no se consideraba el indicado para la misión le hac…

¿Cómo identificar una Secta?

Imagen
1 de Juan 2:19 Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros.

¿Qué son las sectas? La palabra "secta" tiene su raíz en el latín "sequor", que significa "marchar detrás", "tomar por guía", "seguir la inspiración de..."; el término secta designa estrictamente a un grupo de personas que siguen las enseñanzas de un maestro particular, de un iluminado.

Generalmente los católicos nos clasifican a nosotros los Evangélicos como sectas (recuerdo que así decía un profesor en el colegio), ellos dicen que es porque nos hemos separado de la verdad, pero eso demuestra que desconocen el verdadero significado de la palabra, en ningún sentido podemos ser considerados como secta, ya que nosotros no seguimos a un líder terrenal, a un ser humano pecador propenso a cometer errores, sino que Seguimos a aquel que dijo: “Y…