sábado, 21 de junio de 2014

El Noviazgo Cristiano


El noviazgo cristiano

Serie: Cuando Jesús Invade tu familia  


¡Una advertencia!
Antes de comenzar quisiera hacer una aclaración… quizás algunos de ustedes no estarán completamente de acuerdo con los principios que presentaremos en esta nueva serie de estudios bíblicos, algunos probablemente  tendrán una opinión diferente basados en su propia experiencia personal (porque así le funcionó a usted), pero quiero dejar en claro que será la biblia quien establecerá que es lo que Dios desea para la familia, será la biblia quien señalará el camino correcto y no nuestra  experiencia personal   ¿Amen?  

Así que, si usted piensa que algo de lo que aquí se diga  “es sólo un ideal cristiano” o que “ya no es aplicable en nuestros días”, entonces no trate de convencerme a mí… trate de convencer a Dios, porque es él quien lo ha establecido en su palabra…

¿Es la palabra de Dios pertinente para nuestros días? ¡Por supuesto que sí!
Isaías 40: 8  Sécase la hierba, marchítase la flor; mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre

Principio: ¡Comience bien su matrimonio,  tome en cuenta a Dios en su noviazgo!



Bien, no había contemplado hablar de este tema, pero considerando que lo que antecede al matrimonio es el noviazgo,  es necesario que establezcamos algunos principios que deben ser aplicados en esta etapa, los cuales facilitarán  o ayudaran a construir un matrimonio saludable.

Comencemos descartando algunas ideas erróneas que el mundo o la sociedad tienen en cuanto al noviazgo,   escuche por favor como define la palabra noviazgo el diccionario de la lengua española:
“El noviazgo es una relación amorosa mantenida entre dos personas con o sin la intención de casarse.”

¿Se parece a la definición de noviazgo que muchos creyentes entienden y practican? – Lamentablemente ¡Sí!

¿Qué problemas le encuentra usted  como creyente a esta definición?
a)      En primer lugar, enmarca al  noviazgo solo en el ámbito “sentimental o amoroso”, cuando también deben estar involucrados el cerebro y la parte espiritual.

Nunca podremos esperar buenos resultados de un noviazgo donde el cerebro se deja guardado en casa (si usted ve a su hijo/a con cara de andar en las nubes ¡aflíjase!),  dejarse  guiar solo por las emociones traerá consecuencias desastrosas.  Las emociones pueden llevar a un adolescente  a perder su año escolar, a mentirles a sus padres, a permitirse caricias que sólo deberían darse dentro del matrimonio… hasta el punto de consumar la relación sexual. ¡Los sentimientos son malos consejeros!

En cuanto a la parte espiritual,  para el creyente el noviazgo debería ser una relación de 3 (al igual  que en el matrimonio), Dios, él y ella. El decidir andar de novios es una decisión tan importante que no se debería tomar sin la guía y dirección de Dios. Cuando un  creyente decide comenzar una relaciónde noviazgo debe de estar consciente que si desea que las cosas resulten bien y si desea evitarse    dolor y sufrimiento, la dependencia de Dios y  la sujeción a su palabra son indispensables.
  
¿Qué dice la Biblia sobre dejarse guiar por el corazón?  Jeremías 17:9  Engañoso es el corazón más   que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?

b)      “entre dos personas”, el  problema con esta frase  es que le falta definir que esas dos personas deben ser del sexo opuesto. Al igual que en el matrimonio, el noviazgo debe darse entre dos personas del sexo opuesto,  hombre y mujer.

El  mundo acepta y promueve las relaciones amorosas (sexuales) entre personas del mismo sexo, ¿Sabía usted que sus hijos están siendo programados por la televisión y los medios para aceptar y considerar la posibilidad de experimentar relaciones amorosas con personas del mismo sexo? –Lo presentan las telenovelas (es obligación que en toda telenovela aparezca un personaje hombre o mujer con tendencias homosexuales), las series de televisión, los cantantes de moda (¿y Romeo Santos?),  las películas… hasta las caricaturas… no me extenderé en esto ya que lo hablaremos más adelante en nuestro estudio. 

1 Corintios 6:9   ¿No sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,   [note que La biblia distingue entre afeminados y homosexuales]

Las relaciones amorosas y sexuales entre personas del mismo sexo están en contra de lo establecido por Dios en la Biblia. ¡Amén!   -¡Por eso entiendo el alivio que muchos padres sienten al darse cuenta que  a su hijo le atraen las mujeres -¡Peligroso salga como Ricky Martín!-    y si es una hija, pues que bueno que le gusten los hombres.  Ese es el diseño de Dios, que exista atracción solo entre personas del sexo opuesto.

c)       “con o sin la intención de casarse”  ¿Cuál es el problema con esta afirmación? –Que distorsiona totalmente el propósito del  noviazgo.

Aunque el término noviazgo como tal no aparece en la biblia, si encontramos un compromiso nupcial  llamado desposorio, el cual establecía:
1-      Una relación permanente
2-      Exigía fidelidad absoluta,
3-      La unión física se consumaba  hasta el matrimonio.

Génesis 29: 18-21
18 Y Jacob amó a Raquel, y dijo: Yo te serviré siete años por Raquel tu hija menor.
19 Y Labán respondió: Mejor es que te la dé a ti, y no que la dé a otro hombre; quédate conmigo.
20 Así sirvió Jacob por Raquel siete años; y le parecieron como pocos días, porque la amaba.
21 Entonces dijo Jacob a Labán: Dame mi mujer, porque mi tiempo se ha cumplido, para unirme a ella.

Cuando una persona se había desposado, violar esta relación se consideraba como adulterio (Dt 22: 23-24, debía morir lapidado), por eso es que José había resuelto dejar a  María en secreto para evitar que ella sufriera   (Mateo 1:18-19)

El concepto de noviazgo sin intención de casarse se ha vuelto popular en la mayoría de sociedades, la gente  anda  de novia solo para obtener algún beneficio a cambio,  para obtener sexo gratis, para  no estar solos y tener a alguien con quien salir,   por la presión de los amigos,  o simplemente para pasar el tiempo… ¿Es este el propósito de Dios para el noviazgo? – ¡Por supuesto que no!, pero ¿Sabe que es lo más triste? – que muchos creyentes (incluyendo adolescentes, jóvenes y adultos)  piensan y actúan de esa manera.

He observado en los grupos de estudiantes que he atendido en la universidad, la facilidad y la rapidez con la que encuentran novio/a,   y los cambian a las 2 semanas o al iniciar el nuevo ciclo (¡ciclo nuevo, novia nueva!).  Una semana veo a una chica con uno, a la siguiente anda con el mejor amigo del exnovio…. Hasta que al finalizar la carrera ha pasado por casi la mitad de sus compañeros.

Y si hablamos de los adolescentes…
¿Sabe cuánto tiempo le toma a una adolescente establecer una relación de noviazgo?
¡Un par de horas! – ¡Es el primer día de clases y ya regresa a la casa con novia/o incluido!

¿Cuánto tiempo duran esas relaciones?-En muchos casos días o la sumo meses… pero en ese breve lapso de tiempo ya ese par de novios ya  experimentaron de todo  (no han asistido a la universidad todavía pero ya tienen maestría en “amasología”)

¿Cuál piensa usted que será una de las causas para este comportamiento en los adolescentes y jóvenes? -¡Que tienen una idea errónea del noviazgo! Transmitida y enseñada por los medios de comunicación (principalmente la TV) y tolerada por los padres.  Por eso es importante que usted como padre ajuste sus pensamientos y su postura a lo dicho por Dios en su palabra.

En un retiro de parejas, hablando sobre la familia alguien le hizo esta pregunta a un pastor: “Pastor, qué hago si mi hija adolescente insiste en andar de novia, ya la aconsejamos,  se lo hemos prohibido… pero ella insiste e insiste…. ¿debemos ceder?

–El pastor muy sabiamente le dijo, cuando un padre ha hecho todo lo posible de su parte, ha aconsejado a sus hijos, ha orado y ellos  insisten en hacer lo incorrecto delante de Dios, no le quedará de otra que recurrir al último ministerio del padre…
¿Cuál es ese último ministerio? –El ministerio del estorbo.
1 Samuel 3: 11-13    11 Y Jehová dijo a Samuel: He aquí haré yo una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiñirán ambos oídos.  12 Aquel día yo cumpliré contra Elí todas las cosas que he dicho sobre su casa, desde el principio hasta el fin.  13 Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado. 


Lee la segunda parte



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si este tema ha sido de bendición para tu vida, déjanos tus comentarios.