sábado, 21 de junio de 2014

El noviazgo Cristiano Parte II


Algunos principios generales del noviazgo.


Serie: Cuando Jesús Invade tu Familia...


Continuando con nuestro estudio Biblico sobre el Noviazgo Cristiano, deseo  compartir con ustedes algunos principios bíblicos aplicados a la hermosa etapa del noviazo.   ¡Comencemos!

(Puedes dar Click para leer la Parte I)



a)      Compartir la misma fe.  
2 Corintios 6:14 14 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?

La biblia es muy clara al prohibirle al creyente (sea hombre o mujer) que establezca  una relación de noviazgo o de matrimonio con un incrédulo. Si alguien insiste en hacerlo debe saber que está en total desobediencia a la palabra de Dios y esto no le traerá buenos resultados.

Satanás utiliza la mentira de  hacerle  pensar al creyente que su novio o novia creerán en Cristo durante el desarrollo de noviazgo…  Esto, aunque suene bonito (casi un cuento de hadas)  no es lo que generalmente ocurre, lo más  probable  es que el incrédulo o incrédula terminen debilitando al creyente  y lo hagan alejarse de los caminos de Dios…  recuerde que  es más fácil arrastrar  hacia abajo al que está de pie, que levantar al que está en el suelo.

Algunos creyentes no consideran la unión en yugo desigual como algo tan grave, ya que juzgan basándose en su experiencia personal o en la experiencia de otros, si bien es cierto que hay testimonios de personas  que han creído en Jesús durante su noviazgo o después de casarse con algún creyente, esto no es la norma… muchos de los que tomaron esa decisión hoy se arrepienten…   así que si alguien ha experimentado esto de la conversión de su novio o esposo incrédulo,  debe saber que a esto  la biblia lo llama “misericordia de Dios”, así que nunca aconseje  a otros basándose en su experiencia… utilice la verdad de la palabra de Dios, porque esta nunca falla, pero su experiencia no necesariamente será la misma para otro creyente.

b)      Contar con Madurez espiritual, emocional y económica
Espiritual: La entrega y obediencia a Dios y su palabra, éstas serán las herramientas que el Espíritu Santo utilizará para guardarle de tomar decisiones incorrectas.

Emocional: Tener el equilibrio emocional para pensar con sensatez y ser responsable de sus propias decisiones, esto generalmente implica haber alcanzado cierta edad cronológica (varía en cada persona). Es imposible que alguien de 12 años (por poner un ejemplo) esté listo para desarrollar un noviazgo saludable de acuerdo a los patrones bíblicos.

Económica: Quien considera que esta listo para iniciar un noviazgo, debe ser capaz de cubrir los gatos económicos que esto implica. Si para invitar a comer a la novia/o hay que pedirle dinero a papá o a mamá, entonces sin duda alguna todavía no se está listo para dar este pasó.

c)       Contar con la aprobación de los padres.
Dios en primer lugar nos ha dado la Biblia como nuestra brújula que marca el camino a seguir, la biblia es la máxima autoridad en todos los aspectos de la vida del creyente y eso no está en discusión.  Pero él  también nos ha dado la opinión de los padres como un indicador de su aprobación.

Proverbios 1: 8 Oye, hijo mío, la instrucción de tu padre,  Y no desprecies la dirección de tu madre;


d)      No guiarse por lo físico.
Algunos creyentes comienzan una relación de noviazgo atraídos únicamente  por aspectos físicos, el color de los ojos, la silueta, la altura… pero aunque la atracción física tiene su lugar en el noviazgo, eso no es lo más importante, existen cosas más valiosas que una cara bonita, cosas como el carácter y la entrega que esa persona tenga hacia Dios.

Es mil veces mejor ser novio/a de alguien que físicamente no es muy atractivo pero que teme a Dios, que ser novio/a de alguien considerado como “guapo o guapa” pero que es apático a las cosas de Dios.

Proverbios 31: 30  Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada.

e)      No permitirse caricias ni situaciones  reservadas para el matrimonio

En otras palabras, evite las escenas románticas que Ud. seguramente habrá visto personalmente o por la televisión. Me refiero a un paraje solitario, a media luz, ellos solos, y una pasión que no reconoce límite alguno. Ud. debe reconocer que las caricias en la pareja están reservadas para el matrimonio, porque son parte de la preparación de la pareja para el acto sexual.


En el noviazgo no debe haber acto sexual, entonces tampoco debe haber caricias. Y no me diga que Ud. es tan dueño de Ud. mismo que sabe hasta dónde puede llegar con las caricias para no caer en una relación sexual pre-marital. Si Ud. supiera la cantidad de gente que se creía muy dueña de si mismo para frenar justo a tiempo en su pasión, pero desafortunadamente en el instante crucial no pudieron detenerse y terminaron entregándose el uno al otro en una relación rodeada de temores y sentimientos de culpa que ha echado a perder la hermosura de un noviazgo puro.[1]

1 Corintios 6:18  18 Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.

Proverbios 6:27-28 (aunque habla del adulterio, también es aplicable en el noviazgo)
27 ¿Tomará el hombre fuego en su seno Sin que sus vestidos ardan?  28 ¿Andará el hombre sobre brasas   Sin que sus pies se quemen?

f)       Mantener un buen testimonio.
1 Timoteo 4:12
12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.

Eclesiastés 10: 1 Las moscas muertas hacen heder y dar mal olor al perfume del perfumista; así una pequeña locura, al que es estimado como sabio y honorable

Evita las situaciones que pongan en descredito tu testimonio o el de tu novio/a. 

Ahora, preste atención a este pensamiento: “Aunque el propósito de todo noviazgo debe ser llegar al matrimonio (¿estamos de acuerdo?),   no todos los noviazgos  están obligados a terminar en matrimonio”.

Si un creyente ha dependido de Dios y de su palabra e inició una relación de noviazgo con el propósito de conocer a la otra persona  para formalizar una relación de matrimonio, pero con el transcurso del tiempo, la biblia, sus padres y voz interior del Espíritu Santo le hacen saber que esa persona no es la indicada, está en toda la libertad de  terminar la relación, recuerde que en el noviazgo si está permitido el divorcio.


[1] Tomado de ministerios “La Biblia Dice”, www.labibliadice.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si este tema ha sido de bendición para tu vida, déjanos tus comentarios.