sábado, 29 de diciembre de 2012

Dándole significado a la navidad

Dándole significado a la navidad


Al escuchar la palabra Navidad, ¿en qué es lo primero que usted piensa? – Algunos dirán en  “Comida” (por eso se dice que diciembre es el mes donde se rompen las  dietas),  otros pensaran en  “descansar y salir de vacaciones”,  otros en  “Compras y más compras” (muebles, electrodomésticos, ropa nueva… ¡hasta dejar vacía la cartera!)  Y si les preguntásemos a los niños ellos dirán “Juguetes y regalos”…    ¿En eso consiste la navidad? ¿Es ese su  significado verdadero? – ¡Por supuesto que no!,  pero  ¿no es cierto que  el mundo nos hace que nos enfoquemos en esas cosas?- Así es, la mayoría de personas, aún nosotros los creyentes,  tendemos a pasar por alto el verdadero sentido de la navidad, nos enfocamos en cosas secundarias y dejamos de lado  ese gran acontecimiento que tuvo lugar allá en Belén hace más de 2000 años, cometemos el error de celebrar la navidad sin tomar en cuenta a su  protagonista.


Es cierto que el Señor Jesús no nació un 25 de Diciembre, como lo ha  enseñado la tradición a lo largo de la historia (Se piensa que la fecha más cercana sería  entre los meses abril-mayo), pero aunque no sepamos la  fecha exacta,  sabemos por el testimonio de la Escritura  que  él un día  vino a ésta tierra, habitó entre nosotros, murió y resucitó y promete venir por segunda vez ¿Vale la pena recordar eso?- ¡Amén!



Es por eso que los creyentes no debemos celebrar una tradición con enfoques incorrectos, sino más bien  aprovechar este tiempo para recordar el regalo invaluable  que Dios nos dio al mandar a su Hijo a ésta tierra para traer salvación a pecadores como usted y como yo.  Con esto en mente deseo compartir con ustedes  algunos pasajes en la Biblia que nos ayudarán a darle el verdadero significado a la navidad:



Lucas 1: 26-35 (Dios Habla Hoy)

26A los seis meses, Dios mandó al ángel Gabriel a un pueblo  de Galilea llamado Nazaret, 27donde vivía una joven llamada María; era virgen, pero estaba comprometida (Desposada) para casarse con un hombre llamado José, descendiente del rey David. 28El ángel entró en el lugar donde ella estaba, y le dijo: —¡Salve, llena de gracia! El Señor está contigo.   29María se sorprendió de estas palabras, y se preguntaba qué significaría aquel saludo. 30El ángel le dijo: —María, no tengas miedo, pues tú gozas del favor de Dios (Has hallado gracia delante de Dios).  31Ahora vas a quedar encinta: tendrás un hijo, y le pondrás por  nombre Jesús (significa Salvador). 32Será un gran hombre, al que llamarán Hijo del Dios altísimo,  y Dios el Señor lo hará Rey, como a su antepasado David, 33para que reine por siempre sobre el pueblo de Jacob. Su reinado no tendrá fin. 34María preguntó al ángel:  —¿Cómo podrá suceder esto, si no vivo con ningún hombre? 35El ángel le contestó:   —El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Dios altísimo  se posará sobre ti. Por eso, el niño que va a nacer será  llamado Santo e Hijo de Dios



¿Cuál es el motivo de la navidad? – Comencemos definiendo de donde proviene la palabra, viene del latín “Nativitas” que literalmente significa “nacimiento”  ¿De quién? –Del Rey de  Universo, de nuestro amado Salvador, el Señor  Jesucristo.  ¿Está consiente la gente de que esto es lo que se  celebra en navidad? –Por supuesto que no, el sentido de la navidad se ha distorsionado tanto que han cambiado al personaje más importante de toda la historia por un viejo panzón con traje rojo y barba blanca que grita “jo jo jo” (espero que si usted le da regalos a sus hijos no les diga que se los dejó “santa”) o por un venado de nariz roja llamado “rodolfo”… ¿Menciona a alguno de ellos la historia Bíblica? -¡No!,   la navidad se trata de una sola persona,  no es ni   María ni José (aunque formaron parte de la historia),  la navidad  se trata de Jesús- ¡amen!



Quiero que mantenga su biblia abierta mientras analizamos brevemente algunas de las  profecías en cuanto al nacimiento del Señor Jesús que se cumplieron en la porción que leímos:



a) Será Hijo de Dios.   Isaías 9:6     6Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.     

 Observemos  algunos detalles del pasaje: Isaías profetizó el nacimiento  de Jesús unos 700 años  aproximadamente  antes de que esto sucediera, el texto  dice “un niño nos es nacido,  hijo no es dado” ¿De quién es Hijo Jesús? – Es Hijo de Dios, esto es afirmado en la  porción que leímos en   Lucas 1:32.   

Note además los títulos que Isaías le da al futuro Mesías, al ungido de Dios a quien todo Israel anhelaba:   “Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”, todas éstas afirmaciones dejan claro que ese Hijo que iba a nacer no sería un ser humano como cualquier otro,  seria Dios hecho hombre.  ¿Cómo es posible que Dios se haga hombre y a la vez siga siendo Dios? –Ésta es una de las cosas que  nuestra mente finita no puede comprender,  pero queda en evidencia tanto en  Isaías y como en todo el Nuevo Testamento Jesús  es  100% Dios y 100% hombre.

b) Seria descendiente de David.  Isaías 9:7 7Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre.   
 ¿Según Lucas 1:32 del linaje de quién Sería Jesús?  -Del rey David, tal y como lo profetizó Isaías;  por eso uno de los títulos que se usan para Jesús en el nuevo testamente  es  “Hijo de David” (Ej. Los dos ciegos en Mateo 9:27).   Algunas personas señalan una aparente incoherencia  entre la genealogía de Jesús presentada en Mateo y la presentada en Lucas, ya que  en el evangelio de Mateo se presenta a  Jesús como  descendiente de David por medio de su padre Legal  José (Mateo 1:16)  y en Lucas se presenta la genealogía por  parte de María (Lucas 3:23), así que no existe tal contradicción ya que  ambos eran descendientes de David, por lo tanto por donde sea que se analice Jesús viene del linaje real  de David.
Además Jesucristo es el cumplimiento de la promesa de Dios a David cuando le juró un reino eterno (2 Samuel 7:16)

c) Nacería de una mujer, una virgen: 
Génesis 3: 15 15Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

A éste pasaje se le conoce como el “proto-evangelio”, es decir el primer evangelio.   ¿Quién es la simiente de la mujer que destruirá a la serpiente (Satanás)?  - Es Jesús, nacido de una mujer (sin intervención de hombre) por obra del Espíritu Santo. ¿Por qué Jesús no sería engendrado por un hombre? –Porque nacería sin pecado, recuerde que  el pecado entró en el mundo  por un hombre y luego la muerte pasó a todos los hombres (Rom. 5:12).

En cuanto a nacer de una virgen.    Isaías 7:14 14Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. 

¿Cuál era la condición de María? Según Lucas 1:34-35 era virgen, estaba desposada o comprometida con José pero él aún no la había conocido (refiriendose a la intimidad sexual).

El nombre Emanuel (Isaías 7:14) Significa: Dios con nosotros.  En el N.T. nos damos cuenta que Jesús es Dios con nosotros, él es Dios habitando entre los hombres. ¿No le parece extraordinario cómo tantas profecías hechas por Dios en el AT se cumplen en la persona de Jesucristo? – ¡A mí sí!, si Dios promete algo, él siempre lo cumplirá

d) Nacería en Belén.   Miqueas 5:2   2Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.
  
Vemos como se cumple ésta profecía:
Lucas 2:1-7  1Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. 2Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria. 3E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad. 4Y José subió de Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por cuanto era de la casa y familia de David; 5para ser empadronado con María su mujer, desposada con él, la cual estaba encinta. 6Y aconteció que estando ellos allí, se cumplieron los días de su alumbramiento. 7Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

Deseo terminar volviendo a leer el verso 7:
7Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.

¿Se puede usted imaginar al rey del universo, al Hijo de Dios naciendo en un pesebre, en un establo rodeado de animales  porque no fue posible encontrar para  él un lugar en el mesón? 

Es cierto que todos los lugares estaban saturados debido a la gran cantidad de personas que habían viajado a ésa región para el censo, pero aun así  ¿el Hijo de Dios no encontró un lugar digno para nacer? ¿Nadie le abrió las puertas de su casa y lo invitó a entrar? 

-Eso queridos hermanos, sigue sucediendo hoy con aquellas personas que todavía no se han decidido a Creer que Jesús es el Hijo de Dios,  que vino a ésta tierra, que  murió por pagar nuestros  pecados y que resucitó al tercer día. 

 ¿Desea usted darle valor a ésta navidad? – Reconozca que necesita a Jesús en su vida y dele un lugar para nacer hoy en su corazón.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si este tema ha sido de bendición para tu vida, déjanos tus comentarios.