viernes, 29 de julio de 2011

Consejos Bíblicos para la Familia Parte I


¿Cuál cree usted que ha sido el blanco de ataque de Satanás estos últimos años? – No es la religión, ni la economía,  tampoco la salud de los cristianos. –Es la familia.
Satanás es un ser inteligente, el sabe que si destruye las familias lo destruye todo. Desde las caricaturas, pasando por la radio,  las novelas y las películas, todo está siendo usado por él  para destruir el modelo Bíblico de Familia establecido por Dios. Por esa razón esta noche vamos a comenzar a estudiar una serie principios que nos ayudarán a proteger nuestras familias.

La Familia es un diseño de Dios:
Dios casi había finalizado toda su creación,  había creado el universo, la luz, la tierra, el mar, las  estrellas, el sol, la luna, las plantas, hizo que la tierra produjera todo tipo de seres vivientes, pero al llegar el día sexto aún hacia  falta algo, ¿quién se iba a encargar de administrar todo lo que él había creado?  Es aquí donde Dios decide crear al hombre, no como cualquier creación, sino a su imagen y conforme a su semejanza. 

Génesis 2:7  7Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Ahora bien, Dios pudo haber finalizado su creación hasta Adán - ¿no le parece? (¡qué aburrido seria el mundo si sólo existiéramos los hombres!), pero él decidió ir más allá de Adán; fue Dios mismo quien decide que no era bueno que el hombre estuviera sólo,  ¿por qué habrá dicho esto?  -La Biblia no nos da mayor explicación,  pero si afirma que la idea de crearle  una compañera a Adán provino de Dios.

Génesis 2:18 18Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.
¿Qué dijo Dios que le iba a hacer a Adán? –Una ayuda, pero no cualquier ayuda, sino una ayuda idónea. La Nueva Versión Internacional traduce la palabra “idónea” como “adecuada”. Usted como esposo  ¿Ha encontrado esa ayuda adecuada?   Y que tal usted esposa, ¿está siendo para su marido la ayuda que el necesita o todo lo contrario? (Aunque todavía no vamos a tratar este tema, la Biblia dice que su propósito como esposa es ser la ayuda adecuada para su marido – ¡no lo olvide!)

En este verso 18 también podemos hacer una aplicación para aquellos/as que aún no se han casado y que andan buscando a esa “futura dueña de su salario” o al “famoso príncipe azul”-Haga partícipe a Dios en sus decisiones y deje que sea él quien le ayude a buscar  a la persona que usted necesita,  recuerde que Dios no se equivoca.

Génesis 2:21-23  21Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. 22Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. 23Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada.

Bíblicamente, una familia está diseñada para funcionar con  un hombre y una mujer, no por un hombre y otro hombre, ni por una mujer y otra mujer.  Cuando usted compra un aparato electrónico, un equipo de sonido, computadora… o lo que sea, ¿qué debe hacer para que funcione correctamente?- ¡Debe usarlo como el fabricante lo indica!, el fabricante le garantiza que si usted utiliza el equipo de acuerdo al manual no tendrá ningún problema con él. Lo mismo sucede con el matrimonio, Dios es nuestro creador, nuestro fabricante y el ha especificado que la vida matrimonial va a funcionar únicamente entre un hombre y una mujer. No se puede esperar un buen resultado de un matrimonio homosexual (así que Ricky nunca se va a sentir completo en su matrimonio, por que no es el diseño de Dios)  

Hasta este punto queda claro que la familia fue invención de Dios, no ha sido el producto de la evolución ni de la necesidad del hombre de asociarse o reproducirse. Es interesante que en este mismo capítulo, Dios nos dé algunos principios vitales  para hacer funcionar una familia o  matrimonio.  Observe en su Biblia:

Génesis 2:24-25   24Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.
1)     
La separación y  la unión.
¿Como comienza el verso 24?  “Por tanto…”, esas dos palabras expresan que lo que se  va a decir es resultado o está basado en lo que se ha dicho antes, ¿y qué se había dicho en los versos anteriores? –Que Dios ha creado una ayuda idónea y que Adán la ha aceptado como tal, si lo traemos a nuestro contexto podríamos decir que Adán ha formalizado una relación matrimonial con Eva y en base a que ellos han decidido concretar  esa relación,  lo lógico, lo recomendable, lo saludable, lo Bíblico es aplicar los  versos 24 y 25.

Ahora que están casados, esa relación implica una separación 24Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer”.  Si usted ya está casado/a,  si tiene deseos o la esperanza de casarse algún día,  apréndase esto de memoria “Después de su relación con Dios, no existe aquí en la tierra otra relación mas importante que la suya con su esposa/o,  y ésta relación está por encima de la de sus padres y aún por encima de sus hijos”- ¿Puede usted decir amén a esto?

Es interesante que Dios le diga esto a Adán y Eva a pesar  que ellos no tenían padres, (por eso dicen algunos “dichoso Adán que no tuvo suegra” y las mujeres dicen  “si Adán fue dichoso, Eva fue bienaventurada”). Si Adán y Eva no tuvieron problemas con los suegros, ¿entonces para quién dirá Dios esto? – lo dice para usted y para mi (Jesús lo repitió en Mateo 19:5).

Al casarse usted debe separarse físicamente de sus Padres  (es decir deben vivir aparte de ellos y de sus suegros),  debe ser independiente.  Aprovecho a hacer un llamado a los hombres que aun no se han casado: Si usted no está en la capacidad económica para proveerle por sus propios medios de  una casa, al menos alquilada a su futura esposa, entonces aún no está listo para casarse.

Ninguno de los dos debe depender económicamente de la ayuda de los padres. ¿Quiere decir esto que no va aceptar ningún tipo de ayuda?-Claro que no, pero usted debe dejarles claro que esa ayuda no les da ningún derecho de meterse en su matrimonio. Es conveniente hacernos otra pregunta ¿está diciendo el pasaje que se olvide completamente de sus Padres o que no les ayude económicamente? –No, nosotros debemos honrar a nuestros padres, es un mandamiento Bíblico con promesa (Efesios 6:2), pero si tenemos que elegir entre agradar al cónyuge o los padres, la Biblia nos dice a quien tenemos preferir. 

Si usted es suegro/suegra debe saber que no tiene derecho a interferir en la vida matrimonial de su hijo o hija (usted puede aconsejar si le consultan, pero no puede imponer), la mayoría de veces su  intromisión puede perjudicar seriamente la relación en lugar de contribuir.  Así que la frase “hasta que la suegra los separa” no es del todo falsa.

Volviendo a los esposos, su relación a parte de estar por encima de la de sus padres, también debe estar por encima de sus hijos. Un error frecuente, mayormente en las mujeres,  es olvidarse absolutamente del esposo y sus necesidades cuando nacen los hijos (especialmente de las necesidades sexuales), eso causa grandes problemas en la relación de pareja.  Le pongo un ejemplo bien fácil, imagínese que usted y su familia están en un barco que se está hundiendo y en el bote salvavidas solo pueden ir usted y sus hijos, o usted y su esposo, ¿a quien escogería? – Muchas mujeres dirán sin dudar “o escojo a mis hijos,  hay que se muera el viejo” –Si usted piensa de esta manera no me extrañaría que la cosas no anden bien en su  hogar, ya que Bíblicamente usted debe amar más a sus esposo que a sus hijos. Si no lo ha estado haciendo así,  la palabra de Dios le reta a hacerlo en esta noche.

2)      La exclusividad.   Génesis 2:24b “…y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”.
¿Cuántas mujeres le creó Dios a Adán? –Una ¿Cuántos maridos le dio a Eva? –Uno. El matrimonio es una relación exclusiva entre dos, es un hombre con una mujer que luego llegar a ser uno, tanto física como emocionalmente.

¿Está manteniendo usted la exclusividad en su matrimonio? En otras palabras ¿le es fiel a su esposo/a? –No existe ninguna causa válida que justifique faltar a la promesa de fidelidad.   Le contaré un caso para ver que aconsejaría usted como cristiano, es algo real:

 Un señor estaba decepcionado de la vida, hasta el punto que hablaba de querer matarse, así que nos pidieron a mi esposa y a mi  que fuéramos hablar con él y su familia. Después de hablar por media hora, de explicarle que necesita a Dios en su vida y en su familia, nos interrumpió el señor llorando  y dijo: Les voy a decir la verdad, yo me quiero matar porque mi mujer no quiere tener relaciones sexuales conmigo y el problema es que yo no le he podido ser infiel aunque lo he tratado de hacer varias veces, pero son como 10 años que ella me trata como si fuera su hermano y no su marido.  La familia no es creyente, uno de los hijos varones dice que el entendería si su papá le fuera infiel a su mamá y que hasta el mismo le diera el dinero para que saliera con otra mujer. La pregunta es ¿tiene derecho este hombre a ser infiel?  -No, la Biblia está en contra del adulterio y a pesar de que la señora no está cumpliendo una de sus responsabilidades como esposa, eso no le da derecho al marido a romper la exclusividad del matrimonio. ¿qué le hubiera aconsejado usted?

 -El matrimonio es una relación exclusiva… hasta que Cristo venga o que la muerte los separe.
  
3)      La intimidad.
Génesis 2:25  25Y estaban ambos desnudos, Adán y su mujer, y no se avergonzaban.
La intimidad, como dijimos al principio, tiene que ver con la relación sexual, pero también con la parte afectiva o emocional.

Primero debemos dejar por sentado que el sexo también fue diseñado por Dios, el lo planeó para que se disfrutarse dentro del contexto matrimonial y no fuera de el. El estar de novios o el estar enamorados no nos autoriza para tener relaciones sexuales.

Hebreos 13:4 (Lenguaje Sencillo) 4 Todos deben considerar el matrimonio como algo muy valioso. El esposo y la esposa deben ser fieles el uno al otro, porque Dios castigará a los que tengan relaciones sexuales prohibidas y sean infieles en el matrimonio.

A parte de la relación sexual, los esposos deben cultivar su intimidad emocional, su confianza, el respeto, el conocerse el uno al otro. El verso 25 dice que “estaban los dos desnudos y no se avergonzaban”, si bien es cierto aún no había malicia en ellos a causa del pecado, también esto nos ilustra que en el matrimonio debemos llegar a unirnos con nuestra pareja no solo en la parte sexual si no compartiendo nuestros pensamientos íntimos. Su mejor  amigo debe ser su esposo, nuestra mejor amiga debe ser nuestra esposa. 
Esta semana planifique un momento de intimidad con su cónyuge, planifique una salida al cine, a comer  o simplemente aparten tiempo para estar solos (sin los hijos) y no permitamos que Satanás siga destruyendo nuestras familias.

Continuamos en otra ocasión, Dios les bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si este tema ha sido de bendición para tu vida, déjanos tus comentarios.