jueves, 4 de noviembre de 2010

Los enemigos del Crisitano

¿Quienes de ustedes tienen enemigos? –Levanten la mano (aclaro que no estoy hablando de su suegra, ni su cuñada/o, ni de la su vecina).

La Biblia es clara en decirnos que en cuanto de nosotros dependa debemos estar en paz con todos los hombres, pero también nos advierte de la existencia de tres enemigos con los cuales nunca podremos estar en paz aquí en la tierra, ¿Cuáles son?

a) El Mundo Santiago 4: 4 4¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Nuestro primer enemigo es el Mundo, aquí la palabra mundo no hace referencia a nuestro planeta, ni tampoco al conjunto de seres humanos que vivimos en él, sino al sistema que gobierna y que define el pensamiento y el accionar de ser humano; incluye la política, la economía, el arte en todas sus expresiones, las tradiciones, las modas, la educación, la ciencia y hasta la religión (no el cristianismo verdadero), es decir todo aquello que deja a un lado a Dios y su palabra.

Según leemos en Santiago, ser amigo del mundo es enemistad contra Dios, entonces Ser Amigos de Dios ¿en qué nos convierte? – En enemigos del Mundo

Si el mundo es nuestro enemigo ¿qué debemos hacer? –Alguien dijo que el cristiano debe actuar como el salmón, ¿saben por qué? ¿Hacia donde nada el salmón? –Nada en contra de la corriente. Otros tipos de peces simplemente se dejan llevar por donde los lleve el rio, pero el salmón rompe la regla de las mayorías. Así tenemos que ser usted y yo, si va a haber algo o alguien que nos diga como actuar y pensar, ese algo o alguien debe ser Dios y su palabra, no lo que enseña el mundo. ¡Amen!

Nos contaba un amigo que tenemos en Estados Unidos de cómo tienen que luchar el y si esposa para enseñarle a su hijo pequeño (de unos 5-6 años de edad) a ir en contra de la corriente.

¿Saben que le pusieron a hacer al niño en el kínder esta semana? – A todos los niños los pusieron a fabricarse disfraces para la tan esperada noche de Halloween, las maestras les enseñaban a los niños que el disfrazarse e ir a pedir dulces diciendo “dulce o truco” es algo inocente que forma parte de la tradición de ese país ¿cree Ud. que eso es cierto?-Espero que no.

Le pregunto ¿qué debe hacer el papá o la mamá cristiana en ese caso? (Algunos dirán que mandarle a hacer el mejor disfraz al niño para que le den un premio ¡ja ja!) -¡No, Debe ir en contra de la corriente! No importa que le digan que es anticuado.

¿Sabe que hizo el niño con la mascara que hicieron en clase? La botó y no se la llevó a su casa. Quizás la maestra al verla en el basurero se enoje y le baje puntos en sus notas, pero ese es precio de ser Amigos de Dios, nos convierte automáticamente en enemigos del Mundo

Juan 15:19 19Si fuerais del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece

¿Cómo vencer a este enemigo? Romanos 12:2 (Lenguaje Sencillo) 2 Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto

1 Juan 4:4 4Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo

b) La Carne. Gálatas 5:17 17Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis

La carne es nuestro segundo enemigo. La palabra carne en este versículo señala nuestra naturaleza pecaminosa, todos aquellos deseos, pensamientos y acciones que están en contra de lo establecido por Dios y que hemos heredado desde la caída del hombre en Génesis.

San Pablo nos señala el conflicto continuo que existe dentro de nosotros (es 24 Horas / 7 días de la semana), por un lado está nuestro deseo de Agradar a Dios (andar en El Espíritu) pero por el otro están nuestros propios deseos pecaminosos que se oponen a lo que Dios desea.

Le pongo un ejemplo sencillo que deja en evidencia este conflicto, quizás esto le pasó a muchos hoy, imagínese que usted ha tenido un día bien pesado en su trabajo, tanto así que casi no pudo ni almorzar a gusto, ve el reloj y ya casi son las 5:30 pm y se acuerda que hoy es Jueves y que hay culto en la iglesia. Es ahí cuando comienza dentro de usted una lucha: Por un lado está su deseo de agradar a Dios a pesar de su cansancio y usted dice internamente: voy a hacer el esfuerzo de ir al culto y presentar mi cuerpo como sacrificio vivo santo y agradable a Dios (Rom. 12:1); pero no es cierto que simultáneamente se le presenta otro pensamiento que le dice “Hoy has trabajado bastante, estas demasiado/a cansado/a, además no has faltado mucho este mes, que mas da que te quedes hoy en casa viendo TV, Dios sabe que estás cansado… y así batallamos por varios minutos hasta que tomamos la decisión. Para los que vinimos hoy ¿quién ganó, la carne o el Espíritu? – Ganó el Espíritu.

Eso tan sencillo deja en evidencia el conflicto continuo que existe dentro de nosotros.

Pero, ¿Qué podemos hacer para vencer a este enemigo? Gálatas 5:16 16Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.

El Dr. Scofield compara la vida cristiana como dos árboles, el viejo árbol es el de la carne, el nuevo árbol es la naturaleza divina que recibimos en Cristo Jesús, el problema está en cómo mantener estéril al árbol viejo y como hacer que el nuevo de fruto. La clave la da el Verso 16 “andando e el Espíritu”, y ¿que es eso ?- es dejar que El Espíritu de Dios nos guie, implica el tiempo diario con Dios, su lectura de la Biblia, la Oración, el congregarse, el hablar a otros de Jesús, el ministerio… es ocuparnos de las cosas que a Dios le interesan. Solo así podremos vencer a nuestro enemigo de la carne.

c) Satanás. 1 Pedro 5:8 8Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;

¿Cómo le llama Pedro a Satanás? -le llama adversario o enemigo, es decir el que está en contra. ¿En contra de quién está Satanás?-En contra de Dios y de todo lo que este relacionado con el.

El día en que recibimos a Jesús como nuestro salvador, ese día Satanás nos colocó en su lista principal de personas a quien atacar y destruir. Pedro lo compara como un león hambriento que anda buscando cualquier oportunidad, cualquier descuido para devorarnos.

Algunos cristianos siguen aquella estrategia de guerra que dice que para poder vencer al enemigo hay que conocerlo, pero espero que ustedes no hagan como un amigo mío, un día fuimos a trabajar a sus casa para hacer unos ejercicios de programación, el me presto su computadora y buscando un documento encontré 2 carpetas, una decía “Alabanzas”, y efectivamente tenia una variedad de alabanzas guardadas, la otra decía “Conociendo al Enemigo”, vengo yo y la abro delante de el y ¿Saben que tenia? – Un montón de música no cristiana, oyendo esa música conocía al enemigo. Espero que usted no tenga ninguna carpeta que diga “Conociendo al enemigo”

La forma de conocer al enemigo no es experimentando lo que el ofrece, sino conocer lo que la Biblia dice sobre él, para que como dice Pablo en 2 de Corintios 2:11, no ignoremos sus maquinaciones.

Satanás

Jesús

Es un ser creado (llamado Lucifer, Ezequiel 28)

Es eterno, creador de todo (Col. 1:16-17)

Es el príncipe de este Siglo/mundo (Juan 12:31)

Es El Rey de los Siglos/ del Universo (1 Timoteo 1: 17)

Es poderoso (Efesios 6:12)

Es Todopoderoso (Mateo 28:18)

Tiene que rendir cuentas a Dios (Job 1, 2)

No rinde cuentas a nadie (Daniel 4:35)

Es el padre de la Mentira (Juan 8:44)

Es el camino, verdad y vida (Juan 14:6)

Es acusador (apocalipsis 12:10)

Es nuestro abogado (1 Juan 2:1)

Viene a Robar, matar y Destruir (Juan 10:10)

Nos da Vida en Abundancia (Juan 10:10)



Cuatro cosas que podemos hacer para enfrentar a nuestro enemigo.

1. Ya fue vencido en la cruz del calvario.

2. No darle lugar Efesios 4:27; 2Corintios 2:11

3. Resistirle. Santiago 4:7; Efesios 6:13-16.

4. Mantenernos firmes colocándonos toda la Armadura de DIos. Efesios 6:11, 13b, 14.

Usted y yo debemos tener claro, que nosotros estamos en el equipo ganador, y que Jesús derrotó a Satanás en la cruz del calvario, ¡Amen!

¡Dios les bendiga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si este tema ha sido de bendición para tu vida, déjanos tus comentarios.