sábado, 5 de junio de 2010

La fe y los problemas




La fe y las pruebas
¿Qué es la fe?
Generalmente, cuando nos preguntan una definición de fe, ¿qué pasaje viene primero a nuestras mentes?, claro es Hebreos 11:1, y es correcto, pero saben, este texto no es sí una definición formal de lo que es la fe, mas bien es una descripción de lo que la fe hace en nosotros.
Hebreos 11:1 1Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.
¿Qué hace o produce la fe?- La fe nos permite estar seguros de lo que esperamos y nos permite ver lo invisible. El texto menciona Certeza y Convicción, estas dos cosas dan como resultado Seguridad. Una persona que tiene fe, es alguien que está seguro, que no le da espacio a la duda ni a las probabilidades, pero ¿Por qué está seguro? – porque sabe en quien ha depositado su confianza. ¿En quien ha depositado usted su confianza? – En Cristo Jesús, solo él es digno de toda nuestra confianza. ¡Amén!
Hebreos 11:1 1 Tener fe es tener la plena seguridad de recibir lo que se espera; es estar convencidos de la realidad de cosas que no vemos. (Dios habla hoy)
¿Por qué es tan importante la fe en la vida del cristiano?
a) Somos salvos por medio de la fe. Efesios 2:8 8Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
Romanos 5:1 1Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo;
Hay que aclarar que no es la fe en si lo que salva, si no el objeto de nuestra fe, dicho en otras palabras, es la persona en quien depositamos la fe, es decir la persona de Jesucristo. No debemos tener fe en la fe, sino depositar nuestra confianza en Cristo Jesús, quien es el autor y consumador de la fe (Heb. 12:2).
b) Nuestra relación con Dios demanda fe.
Hebreos 11:6 6Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan.
Dios habla Hoy: Pero no es posible agradar a Dios sin tener fe, porque para acercarse a Dios, uno tiene que creer que existe y que recompensa a los que lo buscan.
-El verso que leímos es muy claro, no podemos acercarnos a Dios o establecer una relación personal con él, si no tenemos la convicción o la seguridad de que él es quien dice ser. Si usted observa a todos los personajes que se mencionan en Hebreos 11, ¿qué hicieron ellos? – Ellos depositaron toda su confianza en Dios, decidieron confiar en Dios y en su palabra, ellos obedecieron aun a pesar de que el hacerlo implicara que los trataran como locos (vea el caso de Noé, v7) o que aparentemente actuaran contrario a la lógica humana ( Ej, Abraham v17-19).
No se puede agradar a Dios sin fe. La fe es lo único que le da a Dios el puesto que el se merece, porque solo él es digno de toda nuestra confianza.
c) La fe es vital para defendernos de los ataques de Satanás y enfrentar los problemas que vienen a nosotros.
Efesios 6:16 16Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.
La Biblia habla de la armadura de Dios, y dice que la fe es nuestro escudo para defendernos de los ataques de Satanás, pero no solamente para defendernos de él, sino también para enfrentarnos a los problemas de la vida.
¿Está usted pasando por dificultades, le están atacando sin piedad? – Use el escudo de la fe, mantenga su confianza en Dios a pesar de las circunstancias.
A menudo usted y yo encontramos promesas en la Biblia donde Dios nos dice que nos ama, que nunca nos va a abandonar, que nos proveerá y nos protegerá, que él tiene poder para sanarnos de cualquier enfermedad… y muchas otras promesas, que hasta las subrayamos en nuestras Biblias y nos aprendemos los versículos y se los recetamos a otros cuando están afligidos, pero ¿es eso tener fe? – ¡por supuesto que no!
La fe va mas allá de un concepto teológico, la fe es real y práctica. ¿Y sabe cuando se pone en evidencia nuestra fe?- Cuando vienen las dificultades. Es en medio de las pruebas o los problemas de nuestra vida cuando la fe sale a relucir, la fe (nuestra confianza en Dios) es el bote salvavidas que nos permite salir vivos cuando el barco de nuestra vida se hunde.
¿Qué puede mantener con paz y tranquilidad a una persona que le han diagnosticado una enfermedad incurable? – Su confianza en Dios, su convicción de que Dios le tiene preparado un lugar mejor.
¿Qué puede mantener de pie a alguien que lo ha perdido todo, que está pasando por una tremenda crisis financiera, que tiene serios problemas con sus hijos o en su familia, que lo han abandonado o ha perdido a un ser querido? ¿Qué lo mantendrá en pie?– La confianza en que Dios sigue siendo Dios y que no se ha movido de su trono y a pesar de las circunstancias esa persona podrá decir “Dios me ama, no me abandonará, seguiré creyendo en él”.
Si usted quiere una definición de fe, puede considerar la siguiente: La fe es la seguridad (convicción) de que Dios es quien dice ser, y que el hará lo que ha dicho.
Cuando usted está pasando por dificultades ¿cree en las promesas que Dios nos ha dado en su palabra? ¿Está seguro que Dios es quien dice ser y que cumplirá todo lo que ha prometido? – Eso mi queridos hermanos es la fe.
Alguien dijo por ahí que las pruebas son el alimento de nuestra fe. Las pruebas son una de las principales herramientas que Dios utiliza para fortalecer nuestra fe
Santiago 1:2-3 2Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 4Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna
1 Pedro 1:6-9 6En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 7para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo, 8a quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso; 9obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.
Algunos ejemplos
Daniel 3: 13-18
13Entonces Nabucodonosor dijo con ira y con enojo que trajesen a Sadrac, Mesac y Abed-nego. Al instante fueron traídos estos varones delante del rey. 14Habló Nabucodonosor y les dijo: ¿Es verdad, Sadrac, Mesac y Abed-nego, que vosotros no honráis a mi dios, ni adoráis la estatua de oro que he levantado? 15Ahora, pues, ¿estáis dispuestos para que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos?
16Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. 17He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. 18Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado.
¿Qué mantuvo a estos tres jóvenes firmes en medio de esta prueba?- Su convicción de que Dios es quien dice ser y que el puede hacer todo lo que el ha dicho, Dios seguirá siendo Dios y le adoraremos a pesar de que no nos salve de este horno. ¿Que es esto? – Eso, queridos hermanos es la fe.
Policarpo, obispo de Esmirna (Uno de los padres de la Iglesia), fue quemado como mártir en el año 155 d.c. Al ser capturado, antes de quemarlo, le pidieron que en el nombre del emperador maldijera el nombre de Jesús, que renunciara a su fe ante todos los que estaban a su alrededor, si lo hacia le perdonarían la vida.
Ante esta petición Policarpo les contestó: —He servido a mi Señor Jesucristo durante 86 años y nunca me ha causado daño alguno. ¿Cómo puedo negar a mi Rey, que hasta el momento me ha guardado de todo mal, y además ha sido fiel en salvarme? – Y no lo negó
¿Qué mantuvo a este hombre firme en su decisión? Fue su fe en Jesús, la seguridad de que Jesús era quien decía ser.
¿Cómo fortalecer nuestra fe?
No se trata de aumentar nuestra fe, sino más bien de ponerla en práctica. Lucas 17:5
Romanos 13:17 17Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.
Llénese de la palabra de Dios, escuche, lea, estudie y memorice.
Ponga en práctica lo que Dios le ha dicho
Santiago 1:22 22Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Si este tema ha sido de bendición para tu vida, déjanos tus comentarios, ¡Nos alegrará saber tí!
También puedes darle me gusta a nuestra página de facebook y canal de youtube. ¡Dios te bendiga!